Páginas vistas en total

12/24/2009

Pezqueñines no gracias.....el menos crudos

Ya he vuelto de Helsinki, han sido tres meses increíbles en los que he aprendido muchísimo, nunca podré pagar todo lo que me han enseñado, aunque el camino que me queda por recorrer siga siendo largo (todo sea por el bien de los pacientes).

Antes de empezar con el interesante tema de hoy quiero felicitar a Don Raúl Herencias Cabezas y a Don Javier Caballero Villalobos por su reciente Licenciatura en Veterinaria, debeis sentiros afortunados y orgullosos porque acabais de entrar en el maravilloso mundo de curar, entender, cuidar a los animales. Y como leí una vez "todo el mundo puede estudiar veterinaria, pero no todos pueden ser veterinarios". Ahora teneis que demostrar lo aprendido, saber interpetrar un maullido, una postura anómala, una mirada angustiosa, un relinchar, un ladrido, un mugido y, junto con otros síntomas, transformarlos en un diagnóstico, un pronóstico y un tratamiento, eso es arte. Enhorabuena de verdad, me alegro mucho por vosotros y por los ratos buenos que hemos compartido en la carrera, recordad que nuestro objetivo es velar por el bienestar animal.

Centrándonos ya en el tema, hoy voy a hablar de un mito popular acerca de la alimentación de los gatos (estoy pensando en cambiar el nombre del blog a su gato miente o su felino miente) y este es la creencia (hoy día casi superada) de que los gatos se pueden alimentar a base de pescado crudo.

Ya explicamos el por qué no se les debe de dar leche de vaca (ver primera entrada del blog), hoy explicaré por qué no se les debe de dar pescado crudo en grandes cantidades o como fuente exclusiva de nutrientes.

El pescado crudo contiene unas enzimas llamadas tiaminasas que degradan a la vitamina B1 eliminando la posibilidad de asimilación de dicha vitamina. Existen dos tipos de tiaminasas. La tiaminasa I degrada e inactiva la vitamina y la tiaminasa II la modifica e inactiva. Existen tiaminasas en el pescado crudo, el té, el café y en otros alimentos.

Ya expliqué en la primera entrada la interacción enzima-sustrato, pero aquí hay que recordarla. La enzima (tiaminasa en este caso) tiene un número "x" de sitios activos a los que se une el sutrato (tiamina en este caso). Pues bien la tiaminasa tiene muchos sitios activos de manera que muchas moléculas de tiamina pueden unirse a ella e inactivarse dando lugar, si la dieta se basa sólo en consumo de pescado crudo, a déficit de tiamina.

Es cierto que a los gatos se les ha alimentado con pescado crudo durante mucho tiempo, pero también lo es que estos gatos accedían a otras fuentes de alimento que les proporcionaban más cantidad de tiamina, lo que solventaba el problema.

¿Por qué es importante la tiamina? La tiamina es una vitamina y como tal es esencial para el mantenimiento de las reacciones metabólicas del organismo. Más específicamente, la tiamina resulta esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso, ya que participa en la formación de la glucosa, esencial para el funcionamiento neuronal.

¿Qué signos muestra un gato con deficiencia de tiamina? Pues como hemos dicho que la tiamina es esencial para el funcionamiento del sistema nervioso, central sobre todo, mostrará signos neurológicos. En concreto, un gato tras estar alimentado unas 2-4 semanas con una dieta deficiente en tiamina empezará a mostrar salivación excesiva, convulsiones breves tras dos meses con la dieta, dilatación pupilar, disminución de los reflejos pupilares y lo más característico ventroflexión de la cabeza (el gato tiene la cabeza agachada)como consecuencia de parálisis de los músculos cervicales. Esta ventroflexión debe distinguirse de la que aparece en casos de hipocalemia e intoxicación por organofosforados. Con el progreso de la enfermedad aparece debilidad progresiva, postración y muerte del animal.

El diagnóstico de la enfermedad se basa en los signos clínicos, una alimentación a base de una dieta deficiente en tiamina (pescado crudo) y la respuesta a la terapia (los gatos se recuperan a la 24 horas de inyectarles tiamina).

El tratamiento se basa en la administración de tiamina al gato y en el cambio de dieta a una dieta delina correcta. La tiamina debe administrarse hasta una semana después de que la dieta haya sido corregida.

Lo más importante para el gato y para el dueño, ¿cómo prevenir esta enfermedad?. La respuesta a esta pregunta es sencilla, cocinando el pescado, ya que la tiaminasa es termolábil y se destruye con el calor. Pero lo mejor para prevenir esta enfermedad y muchas otras enfermedades derivadas de la alimentacion es dar a nuestra mascota un pienso adecuado.

Muchas gracias por leer

No hay comentarios: