Páginas vistas en total

11/23/2009

Rotura de ligamento cruzado craneal (RLCC)


Hoy, para variar un poco, os voy a hablar de una patología ortopédica, ya que la cirugía ortopédica es lo que más me gusta de la veterinaria. Todos o casi todos conoceis la rotura del ligamento cruzado craneal por el fútbol o por otro deporte, pero también afecta a nuestros queridos perros y gatos.

El LCC se compone de dos partes la banda corta craneomedial y la banda larga caudolateral. El LCC limita el movimiento en dirección craneal y la rotación interna de la tibia en relación al fémur y previene la hiperextensión de la articulación, esto es importante conocerlo ya que nos facilitará la comprensión de algunos síntomas que muestra el animal afectado y también de algunos test diagnósticos que se realizan.

La RLCC es una de las lesiones más comunes en el perro y la causa principal de Enfermedad Articular Degenerativa (EAD) en la articulación de la rodilla. El LCC se puede afectar de dos maneras: una rotura completa del ligamento que da lugar a evidente inestabilidad de la articulación, mientras que la rotura parcial da lugar a una inestabilidad menos manifiesta. Esta patología puede estar asociada a enfermedades articulares inflamatorias sistémicas.

Esta inestabilidad articular da lugar a cambios degenerativos de la articulación en pocas semanas y cambios severos en pocos meses, los cuales están relacionados con el tamaño (peso) del animal, de manera que los animales de mayor peso muestran los mayores cambios, y la edad, volviéndose estos cambios peores con la edad.

Pero, ¿cómo se puede romper este ligamento?
Imaginemos a nuestro querido perro corriendo alegremente y que de repente mete una de sus miembros posteriores en un agujero, ¿qué ocurre?, pues que la pierna en cuestión sufre una hiperextensión que hace que el LCC se rompa, recordemos las funciones del LCC.

Ahora imaginemos a nuestro can corriendo en terreno firme y que gira rápidamente hacia el exterior sobre una pierna con la articulación flexionada, ¿qué pasa?, pues que al girar bruscamente se produce una rotación interna de la tibia de tal magnitud que puede provocar la ruptura del LCC.

Ya tenemos roto el LCC de nuestra mascota pero, antes de llegar a los síntomas, he de decir que esta estructura no es la única que se daña, ya que la ruptura del LCC suele ir acompañada de lesión en el cuerno caudal del menisco medial y en ocasiones de luxación de rótula (especialmente en razas toy).

Y, ¿qué sintomas presenta un perro con RLCC?. Pues depende de si se trata de un proceso agudo o crónico.

El proceso agudo se observa en el perro activo, por lo general joven y sano, como el inicio súbito de una cojera sin apoyo de peso en el miembro afectado durante un ejercicio violento. La rodilla puede desarrollar un derrame y se puede palpar u observar una distensión capsular (efusión articular). El perro permanece sin apoyar el peso durante al menos una semana (2-3 semanas) y luego empieza a utilizar la extremidad más y más cada vez durante varios meses hasta que aparece un descenso súbito en el uso de la extremidad debido a los daños secundarios en el menisco, de manera que la cojera puede recurrir, presentándose como una cojera aguda relacionada con el ejercicio o, a veces, sin razón aparente. Se puede oir o notar un sonido de chasquido o de detonación durante el movimiento de la rodilla. Simultáneamente se presentan los cambios degenerativos de la articulación.

El proceso crónico se observa por lo general en perros viejos con un exceso de peso o en perros con deformaciones de la rodilla de larga evolución. Estos
animales por lo general no apoyan el peso o lo hacen de forma parcial durante un periodo mucho más prolongado que los animales con un síndrome agudo. Con frecuencia, la otra extremidad posterior se afecta y se produce una cojera bilateral de las extremidades posteriores. La lesión del menisco como resultado de inestabilidad de la rodilla se observa también en este grupo. En estos animales los tejidos periarticulares se vuelven delgados y fibróticos con una capacidad de extensión limitada.

En un periodo más largo, la sección de este ligamento conduce a una atrofia de los músculos, a un déficit de extensión de la rodilla, a un engrosamiento de la cápsula articular y a una formación progresiva de osteofitos alrededor de los márgenes articulares.

¿Cómo se diagnostica esta patología?

El diagnóstico se hace en base a la historia clínica, sintomatología, exploración física y radiografías.

La anamnesis típica de un paciente que nos llega a la consulta con rotura del ligamento cruzado anterior es la de una cojera de aparición brusca que va mejorando con el tiempo, sin llegar a curar. En la estación, el animal normalmente desplaza la extremidad, en ligera abducción, hacia atrás, apoyándola sobre la punta de los dedos.
En los casos en los que la lesión se haya producido hace cierto tiempo, el animal cojeará debido a la degeneración articular secundaria que se va produciendo como consecuencia de la inestabilidad articular.

En la exploración física podemos encontrar distensión articular, en los procesos agudos, con aumento del líquido sinovial apreciable principalmente en la zona medial al tendón rotuliano. Los movimientos articulares son dolorosos, manifestándose más al realizar la hiperextensión de la rodilla. En casos de rotura del ligamento cruzado anterior crónicos se puede apreciar atrofia de la musculatura de la región femoral.

En la exploración física debemos realizar varias pruebas para comprobar manualmente la posibilidad de desplazar la tibia en dirección craneal. En algunos casos, la realización de estas pruebas es necesario efectuarla con el animal sedado o incluso anestesiado, ya que la manipulación puede ser dolorosa. Para realizarlas colocaremos el animal en decúbito lateral con la extremidad afectada hacia arriba. Existen dos pruebas para diagnosticar la RLCC, el movimiento de cajón anterior y el test de compresión tibial.

Para la realización de la prueba del cajón anterior situaremos el dedo índice de una mano encima de la rótula, el dedo pulgar presionando el cóndilo lateral del fémur y el corazón en el cóndilo medial del fémur; con la otra mano fijaremos la tibia, colocando el dedo índice en la cresta tibial, el dedo pulgar en la cabeza del peroné y el dedo corazón en el cóndilo medial de la tibia. De esta manera, utilizando los dedos a modo de pinza, y con la extremidad en semiextensión, intentaremos realizar un desplazamiento craneal de la tibia con respecto fémur. Es importante no realizar la prueba en extensión total, dado que en esta postura los ligamentos colaterales se tensarán, estabilizando la articulación. Este movimiento se hace manifiesto únicamente en caso de que el ligamento cruzado anterior se encuentre lesionado. Es conveniente realizar la valoración de la integridad de LCC en la otra rodilla, con el fin de comparar si el grado de movimiento es fisiológico. Este moviento de cajón anterior puede ser imperceptible en casos crónicos y escaso en el caso de rupturas parciales.

En el test de compresión tibial sujetaremos con una mano la rodilla, colocando el dedo índice por encima de la rótula hasta tocar con la yema del dedo la cresta tibial. Con la otra mano, manteniendo la extremidad en semiextensión, realizaremos flexiones del tarso. Al realizarse esta flexión, la tensión que se produce en el
músculo gastrocnemio empuja la tibia en sentido craneal, por lo cual apreciaremos este desplazamiento con el dedo situado encima de la cresta tibial, en caso de que exista RLCC. Esta prueba es más fácil de realizar en caso de animles de gran
tamaño o que, en el momento de la exploración, no relajen adecuadamente el miembro.

Otro aspecto en el que nos podemos fijar es en el llamado salto de Finochietto. Para ello debemos realizar flexiones y extensiones de la articulación, apreciando un chasquido, producido por el desplazamiento del cuerpo caudal del menisco medial, en caso de que éste se encuentre lesionado. Este chasquido no siempre es apreciable, pese a que exista lesión del menisco. También podemos apreciar el salto de Finochietto al realizar el movimiento de cajón anterior.

En la exploración de la rodilla de un paciente con RLCC podemos apreciar un incremento de la rotación en sentido medial de la tibia, la cual es de aproximadamente 30º en una articulación normal. Esto se debe a la disposición anatómica del LCC, una de cuyas funciones es la de limitar la rotación interna de la tibia.

En la exploración radiográfica podremos apreciar la presencia de osteofitos (indicativos de osteoartrosis), sobre todo en la región supratroclear, en la rótula y en los márgenes de la tibia y el fémur.

En una articulación normal, en una proyección lateral, la almohadilla grasa tiene forma triangular, es radio-opaca, extendiéndose desde la parte distal de la rótula a la tibia y llegando al cóndilo femoral. En caso de RLCC esta almohadilla no llega al cóndilo femoral y el triángulo es menor. Además caudal a la almohadilla podemos observar un aumento de la densidad de tejido blando debido a fluido o fibrosis de la almohadilla grasa.

Si hay lesión de menisco podemos encontrar desplazamiento craneal de la tibia respecto al fémur, incluso en radiografías sin estrés (en una radiografía de un animal normal, en una posición neutra, podemos trazar una línea vertical que va desde la fabela del fémur hasta la cabeza del peroné; sin embargo, en un animal con RLCC esta línea vertical no tocará la cabeza del peroné.

En ocasiones podemos encontrar fracturas por avulsión, principalmente en animales jóvenes.

También es conveniente la realización de una radiografía ventrodorsal de la articulación de la cadera contralateral, semejante a la que se realiza para el diagnóstico de displasia, ya que es muy frecuente que la articulación coxofemoral de la extremidad opuesta a la que sufre la RLCC muestre signos de artrosis. La lesión del ligamento cruzado es consecuencia, en estos casos, del mayor trabajo al que se ve sometida la articulación de la rodilla de un miembro para aliviar el dolor de la articulación del miembro opuesto.

En cuanto al tratamiento lo podemos dividir en dos vertientes, que no desarrollaré porque me puedo tirar años (sobre todo con las técnicas quirúrgicas....gracias Slocum y cía).

Por un lado tenemos el tratamiento conservativo que no suele dar resultado y no detiene el progreso de la patología a enfermedad articular degenerativa y, que en caso de dar resultado, sólo lo hace en animales de menos de 15-20 kg tras 2 meses de reposo forzado. Así que no tiene sentido explicarlo, además el tratamiento quirúrgico debe ser el de elección para esta enfermedad.

Las opciones quirúrgicas (creo que es la patología que más opciones de tratamiento quirúrgico tiene) las podemos dividir en dos grupos, las técnicas extracapsulares y las técnicas intracapsulares y debemos seleccionar el paciente adecuado para cada técnica en función del peso del animal, nivel de actividad y capacidad del propietario para manejar a su mascota. En todos los casos, independientemente del grupo al que pertenezca la técnica que vayamos a realizar, debemos abrir la articulación para eliminar los restos de LCC y comprobar la integridad de los meniscos. Sólo voy a nombrar algunas de las técnicas, para más información sobre ellas consultad los libros.

Técnicas extracapsulares:
Imbricación capsular (se debe combinar con otras técnicas)
Técnica retinacular (DeAngelis)
Técnica modificada de imbricación retinacular
Transposición de la cabeza del peroné
Técnicas intracapsulares:
Técnica de Paatsama
Técnica "over the top"
Técnica "under and over"
Osteotomía en cuña de la tibia (Tibial Wedge Osteotomy), consiste en cortar una cuña de la parte proximal de la tibia, para nivelar la meseta tibial y que desaparezca el empuje craneal.
Osteotomía de nivelación de la meseta tibial (Tibial Plateau Leveling Osteotomy): con esta técnica se cambia la mecánica de carga del fémur sobre la tibia, al cortar con una sierra semicircular un trozo de tibia proximal y rotarlo de manera que disminuya la angulación de la meseta tibial disminuyendo el empuje craneal.
Adelantamiento de la tuberosidad tibial (Tibial Tuberosity Advancement), consiste en avanzar la tuberosidad tibial cambiando el ángulo del tendón rotuliano, neutralizando el empuje craneal.

Para más información podeis preguntarme o buscar en los libros, lo que preferais. Muchas gracias por leer y comentar.....saludos!!

20 comentarios:

lamantecas dijo...

Esta entrada se ha hecho esperar pero ya me imagino porqué, jejeje... Te has tenido que pasar unas cuantas horas para redactarlo!! Por lo que he escuchado esta lesión en nuestros perrillos es más frecuente de lo que la gente se piensa.
;)

SuMascotaMiente dijo...

Pues sí, es muy frecuente, de hecho esta semana hemos tenido 5 casos de RLCC. Creo que en Helsinki, junto con la luxación de rótula y fracturas varias, es la patología ortopédica más frecuente......

La verdad es que me ha costado bastante poner las ideas en orden y redactarlas de la mejor manera posible. Pero, como me gusta y me divierte pues no hay problema en aprovechar el tiempo en eso.

Te voy a nombrar seguidora número uno del blog............gracias por comentar, besos!!

Anónimo dijo...

Hola Carlos,

Me alegra mucho leer lo que has escrito sobre la enfermedad del cruzado de perro. Sin lugar a dudas es una de mis patologías preferidas, y por desgracia de la que menos sabemos a dia de hoy. Si digo bien, de la que menos sabemos. He leido muchos artículos sobre el tema, de cirujanos de diferentes instituciones, he preguntado a todo cirujano veterinario que me he echado a la cara, y sigo con la mismas dudas...

Te felicito por la entrada, la verdad que te ha quedado super didáctica.

Simplemente a modo de apunte me gustaría comentar la tendencia que existe actualmente a considerar la enfermedad de cruzado como un proceso degenerativo crónico, que hace que el LCC pierda parte de sus propiedades biomecánicas. En muchas ocasiones el LCC se rompe por traumatismos mínimos que un animal sin "enfermedad del cruzado" resiste sin problemas.

Existe otra tecnica de osteotomia tibial proximal, llamada TTO (Triple Tibial Osteotomy), que la he visto en numerosas ocasiones durante este verano, y que me convence muchisimo... Ya te pasaré los dos artículos que la describen si estás interesado.

Y por último comentarte que sigo ansioso por tener en mis manos un artículo serio que me diga de una manera significativa que cualquiera de técnicas de osteotomía tibial es mejor que la simple, económica y fácil técnica extracapsular... Me temo que me quedaré unos pocos de años a la espera...

Un saludo.

J.Andrés Fdez-Sarmiento

Anónimo dijo...

Buenas Andrés.

Interesante apunte, intentaré encontrar algún artículo porque realmente me parece un dato muy interesante.

Sobre la TTO la he oído nombrar varias veces aquí, pero preguntaba qu en qué consistía y no me lo explicaban, busqué por internet y no encontré nada (claro que mi escasa inteligencia sólo me dió para poner en google TTO, a secas, sin nada que concretase mi búsqueda, esta tarde buscaré poniendo el nombre correcto, así que consideré que esta técnica era como Bin Laden o los billetes de 500 euros). Pero te agradecería que me pasases los artículos que describen la TTO, porque quiero saber sobre ella


He contactado con Carlos Macías y me ha dicho que puedo hacer una Estancia de dos semanas con él, le pedí un mes, pero dice que no acepta alumnos durante un mes entero para así poder darle oportunidad a todos los que quieren aprender de él.

En Enero me tendrás por la facultad, así que id entrenando!!! que no quiero derrotas en fútbol sala.

Un abrazo fenómeno y cuídate.

Carlos Oliver

Anónimo dijo...

HOLA, UN SALUDO A TODOS. ME GUSTARÍA COMENTAROS QUE MI PERRILLO UN MESTIZO DEL TAMAÑO DE UN SCOTISH TERRIER EMPEZÓ CON UNA COJERA REPENTINA, HACE UN PAR DE SEMANAS, LO CONSULTE Y NO LE VIERON NADA IMPORTANTE, ME DIJERON QUE LE DIERA UN CUARTO DE ASPIRINA. PERO AL PERSISTIR SU COJERA LO LLEVE A OTRO VETERINARIO Y ME DIJO QUE PROBABLEMENTE TUVIERA EL LIGAMENTO DE LA RODILLA ROTO, MAÑANA LE HACEN UNA PLACA. ME GUSTARÍA SABER, SI ES QUE TENGO QUE OPERARLO, SI MI PERRO QUEDARIA BIEN, ES DECIR SI NO PERDERIA MOVILIDAD AHORA Y CON EL PASO DE LOS AÑOS(AHORA MISMO TIENE TRES AÑOS). ASÍ MISMO QUERRIA SABER SI LA OPERACION SUELE SER MUY CARA.
GRACIAS Y UN SALUDO.

Anónimo dijo...

Su Mascota Miente respondiendo al anónimo del Scotish Terrier:

Supongo que por la raza de tu mascota le realizarán una técnica extracapsular; en este caso la técnica, aunque costosa, sería mucho más barata que alguna de las opciones de osteotomía.

En cuanto a cómo quedará el animal tras la cirugía, esto depende del veterinario, del animal y de tí. En cirugía ortopédica gran parte del éxito de la cirugía depende de qu el propietario de la mascota siga a rajatabla las recomendaciones del veterinario.

Si el cirujano aplica la técnica que considere oportuna de manera correcta y el postquirúrgico es adecuado, la cirugía no tiene por qué fracasar.

Así que ánimo y suerte!

Gracias por leer y comentar

Anónimo dijo...

hola me llamo Manuel, y tengo un perro raza presa canario, 12 meses de edad, peso de 60 kg. desde hace hace un par de meses presenta apretura hacia afuera de una de las patas traseras, y el corvejón de la misma hacia adentro, denota debilidad,y presenta una leve cojera. sospecho que podria padecer RLCC, a partir de una lesión de rodilla. le agradecería su consejo, ya que me han dicho que el tratamiento quirúrgico no siempre tiene los resultados esperados. vivo en tenerife, y me gustaria que usted me recomendase algun buen especialista en cirugia ósea veterinaria. muchisimas gracias,un saludo.

SuMascotaMiente dijo...

Respuesta a Manuel:
No conozco a todos los veterinarios de España, es más conozco a pocos, así que no sé a qué veterinario puedes acudir allí. Mi consejo es que acudas a tu veterinario habitual, seguro que él puede diagnosticarte una RLCC y si considera oportuno derivarte a un veterinario más especializado en cirugía ortopédica.....saludos

Juan Jose dijo...

Hola tengo una hembra de jack russell terrier de 11 meses desde hace un tiempo ha empezado a encoger la pata trasera derecha pero solo cuando trota, cuando camina o corre no lo hace.
¿ Es luxacion de rotula o rotura de ligamentos o ambas cosas ?
¿Podria ser simplemente una "mania del perro?
¿Como hacer un diagnostico acertado?
Es mejor tratar-operar ahora con 11 meses que luego mas tarde?
En fin son muchas dudas y solo busco a alguien que sepa bastante del tema, me gustaria saber tu nombre para preguntar en el hospital por ti .
Gracias.

SuMascotaMiente dijo...

Respondiendo a Juan José
¿ Es luxacion de rotula o rotura de ligamentos o ambas cosas ?
Sin ver al animal es difícil hacer un diagnóstico, podría ser RLCC, luxación de rótula o ambas (es frecuente que estén asociadas). O incluso podría ser otra cosa distnta. Mi consejo es ir a una clínica/hospital y que vean al perro

¿Como hacer un diagnostico acertado?
Lo primero con un examen general del animal y luego un examen ortopédico que nos dirá si hay problema o no, y en caso de que exista problema nos dirá la localización de éste. Si hay sospecha de RLCC se debe hacer prueba de cajón anterior y test de compresión tibial que si son poitivos nos confirman la sospecha, para la luxación de rótula podemos intentar luxarla con los dedos mientras flexionamos y extendemos la extremidad. Luego se harán radiografias que confirmarán la sospecha

Es mejor tratar-operar ahora con 11 meses que luego mas tarde?
Cuanto antes se trate mejor, ya que si hay un problema articular y no se trata o se trata tarde, éste dará lugar a osteoartrosis y enfermedad articular degenerativa que empeorarán el pronóstico

En fin son muchas dudas y solo busco a alguien que sepa bastante del tema, me gustaria saber tu nombre para preguntar en el hospital por ti .
Si buscas a alguien que sepa bastante del tema te has equivocado de persona, yo sólo soy un veterinario que intenta aprender y mejorar día a día, pero aún soy un gran ignorante.
Mi nombre es Carlos

Gracias.
De nada

pasesita dijo...

Hola, tengo una perrita harrier de 2 años de edad.. Hace una semana comenzo con una cojera repentina de su pata trasera izquierda lo note al sacarla a su paseo habitual por la tarde pense q posiblemente habia pisado alguna espina o probablemente de habia torcido al saltar pues suele ser brusca al hacerlo. Pense q pasaria y al dia siguiente siguio igual no apoyaba del todo la extremidad, por la noche estaba acostada mi perra en mi cama y al tratar de enderesarse comenzo a llorar yo me espante y la incorpore del lado contrario del q estaba recostada y ella encogia la pata, comence a sobarsela y dejo de llorar. Al dia siguiente la levante y seguia sin apoyar del todo la extremidad comence a palpar ambas extremides y encontre una bolita del tamaño de ona canica en la pata q no apoya comence a tocarla y note q le dolia... Obviamente la lleve al veterinario y me dijo q posiblemente fuera un linfoma o tendonitis y la puso en tratamiento de inyecciones con antiinflamatorios etc.. El primer dia del tratamiento hubo una disminucion considerable de la.bolita pero al segundo dia ya no tanto y al tercero casi nada.. El cuarto dia me fue imposible llevarla a consulta y la bolita volvio a crecer.. La lleve nuevamente al veterinario y hoy le saco una muestra de la bolita la observamos en el microscopio y me dijo q se observaban BACTERIAS Y SUS GLOBULOS DEL SISTEMA INMUNE y q era una infeccion bacteriana q se tenia q tratar con antibioticos mas fuertes y fortalecer el sistema inmune etc... Estoy muy preocupada por favor neceaito ayuda con urgencia temo q pueda ser un tumor cancerigeno o algo asi.. Se lo voy a agradecer infinitamente..

Fa Eyzaguirre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Hola a todos:
Buscando información sobre la rotura de ligamentos llegue a este sitio, mi perrita poddle de 10 años tuvo una caída de unos 1,50 metros, camina raro y ya no es tan activa, consulté con un veterinario ortopédico y me indicó operarla, y aunque me significa una cantidad importante para mí leyendo su artículo he decidido operarla ya que me ratifica el diagnostico y las indicaciones del veterinario. Saludos desde Chile.

Anónimo dijo...

Hola a mi perro polo le dx lesion del ligamento de la pata trasera izq me dijo el vete rin q necesita una cirugia tengo miedo a q como va a quedar deapues d la cirugia. Y tambien a q no resista .

Anónimo dijo...

Creo que mi perrita pitbull de dos años tiene rotura de ligamentos, pues ya la han revisado de todo y sigue con los sintomas, ahora le tomaron radiografias y las estan evaluando, pero quiero otras opiniones, así que de ser posible, me gustaría que me recomendaran un especialista en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, México, ya tiene cinco meses con los sintomas, mi correo electronico es garciamujica@hotmail.com, muchas gracias.

Martha dijo...

Hola mi labrador de 9 años, al estar corriendo tuvo ruc, lo operarios hace 1 mes, todo iba muy bien, un día dio un pequeño salto y todo término se dañó la cirugía, lo volvimos a operar 20 días después de la primer cirugía, todo el tiempo lo tenemos adentro con nosotros pues tenemos 5 perros más y no le permitimos salir para poder cuidarlo, pero esta mañana, de la nada nuevamente en confío su pata irá y otra vez esta cojeando, yo creo que se volvió a dañar, vivimos lejos de la ciudad así que creo que hasta el domingo lo lleváremos otra vez al ver, pero ya no se qué hacer, lo hemos cuidado muy bien así que no se que pasa, ya estoy desesperada, podría ser que el o asimile la prótesis u?.... O que puede estar pasando

Leticia Benitez dijo...

hola tengo un gatito siames de 9 meses.. hace 15 dias aparecio con un corte de medio cm en la rodilla de una pata trasera y le dolia muchisimo, lo llevamos al vet y dijo q no pasaba nada q era solo un golpe. como paso el tiempo y mi gatito solo empeoro lo lleve a otro veterinario para una segunda opinion le hicieron radiografias y surgio q tiene cortado el ligamento de la rodilla.. yo me preguntaba si pasando casi tres semanas todavia lo pueden operar??? hoy tengo turno para hacerle las placas nuevamente pero anestesiado.. no quisiera someterlo al estress de una operacion si no se pudiera realmente mejorar. esta todo el dia acostado, cambio totalmente su humor :(

Conchi dijo...

Hola,

Tengo una perra de 14 años, que hasta ahora estaba perfectamente, muy bien cuidada y alimentada siempre con piensos de 1ª de veterinario.

Su raza es mezcla de Golden Retriever y Pastor Aleman y pesa unos 16 kg.

Mi perra ha cursado una pancreatitis aguda de la que ya se esta "recuperando".

Tiene la pata posterior derecha que no puede andar ,problemas en rodilla y cadera, según radiografias no aparece ningún tumor, pero no puede apoyarla.

Parece un "problema de tendon y algo de artritis" ,segun mi veterinario no pueden administrale antinflamatorios por su reciente pancreatitis.

Buscando información e encontrado este blog sobre el RLCC. E leido que comentas sobre un tratamiento en reposo para perros de 15 a 20 kg. Queria saber.. en que consiste exatamente?

Comentar tambien que mi veterinario me ha sugerido un farmaco que se usa para perros en Inglaterra y que esta dando buenos resultados, se llama Cartrophen.

Lo conoces? en caso afirmativo...mi pregunta es si el Cartrophen podria quitarle el dolor y aumentar su movilidad (bastante reducida actualmente) y tambien saber si la administracion del Cartrophen seria compatible e indicada despues de su reciente pancreatitis.

Espero si es posible una respuesta rapida, y en caso de conocer el farmaco si puedes recomendarme donde conseguir el Cartrophen.

Un saludo gracias por todo.

Lyvia dijo...

Hola, Yo para mi perro cuando tuvo la fractura de rótula tras el tiempo prudencial de reposo le pusimos una ayuda técnica un protector de rodilla que a parte de proporcionarle sujeción le daba calor, y eso en invierno le venia fenomenal. Lo encontramos en una tienda de ortopedia canina: Ortocanis.com. La verdad es que Rocky se ha habituado a llevarla sobretodo en invierno y ya no sufre tantos dolores.

Amo a mi mascota dijo...

Hola, tengo un Pit bull de 5 años el veterinario le diagnosticó la lesión del ligamento cruzado, le harán cirugía por una técnica que él llama de "columpio" con la cual le tendrán que quitar dos meñiscos, el veterinario comenta que esto no le afecta en nada, pero quisiera saber qué tan cierto es. De antemano agradezco su apoyo al responder.